Lo que nunca se dijeron Ares y Afrodita

Afrodita (Venus) y Ares (Marte) se enanoraron perdidamente el uno del otro, siendo ella diosa del amor y el dios de la guerra no era de extrañar que si conseguían entenderse llegarían a protagonizar la historia de amor más pasional e inseparable de todo el Olimpo

Su relación, algo escandalosa incluso para los dioses, fue vergonzosamente condenada y en consecuencia Marte y Venus se separaron.

Sin darse tiempo a un “hasta pronto” o a “un te amo todavía” , se separaron , ni siquiera dijeron “un te ame más de lo que amaré a nadie jamás” o tal vez “un cambie mi mundo por ti”… No, no se dijeron nada, no hacía falta pues eran dioses y eso ya lo sabían… Marte sabía que había cambiado su mundo por ella y ella sabía, siendo la diosa del amor y la pasión , que el dios de la guerra era el amor de su vida.

Algo más tardaron dioses y humanos en darse cuenta que el amor y la guerra estarán unidos toda la eternidad pues son fuerzas incontrolables , que el deseo es imparable y que no hay leyes o tratados que frenen un sentimiento , que las historias de amor son de quien las vive intensamente y que hay amores que no acaban nunca, como el de Ares y Afrodita que perdura a través de los tiempos pese a ser un amor imposible.

Para unos dioses que fueron la pareja perfecta no existía la palabra prohibido, ellos lo sabían por eso no necesitaron decirse nada, todo estaba entendido.

El lenguaje de los ojos

Es curioso el reencuentro de dos personas que siempre se han amado.

Como se habla de lo cotidiano, de los futuros proyectos , de la familia , incluso del tiempo y la alimentación…

Pero los ojos … las ventanas del alma…

Esos hablan otro idioma, los ojos van por libre, los ojos tienen un lenguaje que sólo ellos entienden.

Imaginemos por un momento una cafetería cualquiera un día cualquiera…

El expone su nuevo proyecto con una voz segura y enérgica , mientras su mirada dice nunca he dejado de amarte y Ella responde me parece una idea excelente te irá bien y sus ojos dicen me has hecho tanta falta nunca podré olvidarte.

Las almas que se aman en el tiempo se hablan siempre a través de los ojos, ya que los ojos no mienten y las almas tampoco.

Hay amores…

Hay tantos y tan diversos amores como personas y mentes en este mundo .

Hay amores que nacen ocultos pero crecen fuertes y se hacen eternos.

Hay amores fugaces e intensos y otros largos y tranquilos.

Creo que hay almas que están destinadas a encontrarse a través de los tiempos y que cuando esas almas se encuentran viven algo intenso y atemporal , esas almas pueden estar juntas un tiempo fugáz pero saben que ya nada volverá a ser lo mismo después de ese encuentro … Porque ese amor era suyo desde hace tiempo atrás y aunque no vuelvan a encontrarse nunca se olvidarán , este tipo de amores te cortan la respiración cuando estas a su lado, son tu debilidad , son una necesidad, agradeces a la vida que esa persona haya aparecido en tu camino, sientes que te falta la vida si no están cerca … de estos amores nace otro amor … sientes tanto la ausencia de esa alma que sólo te queda ponerte deacuerdo contigo mismo y empezar una gran amistad con tu propio ser , silenciar esos jueces que te culpan y consolar esa víctima que se acomoda en el llanto

Sólo te queda encontrar tu pequeña alma en una esquina darle la mano y salir adelante y ese es el principio de otro amor . El más importante de todos el amor propio, el amor por ti.